lunes, 28 de febrero de 2011

Despedida = Muerte

La despedida de Remedios Varo


"[...] En fin, ya se sabe que un hombre y una mujer no pueden ser amigos, ¿verdad? Y que cuando la confianza llega a ser plena ya no es amor ¿no es así?"

Sueño profundo de Banana Yoshimoto.

-Quizás, sí. Es así. Fue lo que paso.



Creo que las jacarandas de este año no me harán tan feliz como el del pasado. Cuando llegue a contárselo a un amigo quizás me diga que cometí un error, pero me convenzo cada vez más que quizás fue lo mejor. No puedes seguir dañando a quien quieres ni recriminándole cosas del pasado ni las distancias. Cuatro años no son fáciles de olvidar. Curioso. Hoy también muere el mes.

Lo irreversible duele mucho.

miércoles, 23 de febrero de 2011

Black Swan

- What happened to my sweet girl?
- She´s gone!


Hoy vi Black Swan. Sí, estoy de acuerdo con la mayoría, es una película que debe verse y demuestra la calidad cinematografica de Darren Arenita Aronosfsky. Lamentablemente me paso los mismo que con "El guardián entre el centeno"

Es decir, mis animo y mis nervios no están para ver este tipo de películas. Esas líneas en especifico casi me saca la lágrima moquienta. Me proyecté. Un amigo dijo que la película le parecía terriblemente bella, y sí. Estoy de acuerdo con él. Ojalá lo hubiera dicho yo primero. Aquí pueden leer un interesante artículo sobre esta película.

Vayan a verla pero ya!

PD: Sí, mis post cinéfilos son un asquito, pero yo soy poco iluminada en cuestiones cinematográficas y no estoy en mi etapa más elocuente.
PD2: Estoy molesta porque no me hicieron el descuento de estudiantes por ser miércoles. ¬.¬





lunes, 21 de febrero de 2011

¿Adónde van los patos durante el invierno?




Hace tiempo que sabía de este libro, y me moría por leerlo. De nuevo, como es común en mí, las razones se alejaban de lo intelectual y lo literario. Lo quería leer porque es el libro que Mark David Chapman, el asesino de Lennon, llevaba en su bolsillo mientras le metía siete balas en la espalda. Después de me entere que era un libro importante en la literatura norteamericana y que había sido prohibido por su lenguaje explicito.

Surgió la oportunidad de que una amiga me lo prestara. Primero, me enamore de la edición. Con el paso de los años he aprendido a admirar la parte física de los libros. Comencé a leerlo entusiasmada. Se convirtió en una especie de adicción, cuando lo cerraba porque tenia que hacer algo, pensaba en terminar lo más pronto posible para volver a leerlo. Eso me pasa muy pocas veces. Muy pocas.

Conforme iba avanzando me sentía más emocionada. Holden era Yo. Esa parte que muy pocos conocen estaba impresa en esas hojas y miles de personas la han leído y con suerte algunas se habían sentido identificadas. No sólo eso, comenzaba a ver en las personas alrededor de Holden a mis propios compañeros en mi existencia. En ese momento me sentí tan bien y seguí devorando ese conjunto de ideas.

Ni siquiera cuando termine de leerlo presentí lo que seguiría después.

Me sentí muy mal. Dos días después. Sentí un vacío en el corazón. Al descubrir que Holden era ese Yo, sentí mucho miedo.

Para mí, fue un libro peligroso y engañoso. Y no porque su calidad literaria sea dudable, de hecho, lo que menos me interesa es el la forma del libro, e incluso puedo ignorar el hecho de que la traducción me haya sacado un poco de quicio.

Es peligroso porque movió cosas en mi conciencia de una forma abrumadora. Engañoso porque no esperaba el cambio de la felicidad a la desesperación. Lo bueno, es que quizás me puso a prueba. Tal vez este estado raro en el que me encuentro ahora me sirva para encontrar un nuevo rumbo.

Ahora, ¿qué puedo decir del libro?

Léanlo. Es encesario tropezarse con este tipo de obras que nos enfrentan. Léanlo.

jueves, 17 de febrero de 2011

Lay where you're laying...

¿Les ha pasado que escuchan una rola y alimenta su lujuria de una forma excesivamente lascisiva, y no solo la melodía sino también la voz del cantante e incluso el vídeo?


Pues eso me pasa a mí con está canción.








PD 1: Que subtítulos tan gays los de este vídeo... ¬.¬
PD2: Aún no he subido el post de El guardían entre el centeno, pero pronto...falta bien poquitito

domingo, 13 de febrero de 2011

Porque aunque odiamos San Valentín era buen pretexto para quitarnos la ropa y festejar en la cama




"Durante kilómetros de silencio planeábamos una caricia
que nos aproximaba al paraíso;
durante horas enteras nos anidábamos en una nube,
como dos ángeles, y de repente,
en tirabuzón, en hoja muerta,
el aterrizaje forzoso de un espasmo. "

Fragmento de No se me importa un pito que las mujeres de Oliverio Grirondo





martes, 8 de febrero de 2011

Paréntesis gatuno

Los niños y los animales suelen volver las sesiones fotográficas un infierno. Esta bola de pelos se comporto como un ángel.



Toma uno: Perfil griego

Toma dos: Hojita de tamarindo

Toma tres: Pose misteriosa

LA TOMA



domingo, 6 de febrero de 2011

True Grit

Western dirigido por los Hermanos Coen, quienes ya gozan de reputación en el cine, el filme es una adaptación de la novela escrita por Charles Portis.
Vean el trailer, vean la película, vale mucha la pena. Las actuaciones son disfrutables, Jeff Bridges como el Sr. Actor que es , es disfrutable. La niña por igual, no por nada está nominada al Oscar.

¡ Véanla!


*Este Blogger llora por el ponny negro. Y no sabrán de que hablo hasta que vean la película :P


sábado, 5 de febrero de 2011

Holden, Holden

Próximamente les contare de mi aventura con este libro, "El guardián entre el centeno".
Hoy fue un buen día. Estoy con él. Eso es garantía de momentos de felicidad en donde todo se me olvida.

Hasta que tengo la próxima semana un extraordinario.

Por cierto, me estoy haciendo especialista en pintar casas :P

miércoles, 2 de febrero de 2011

Histerias de la vida real I

The blissful appendage de Chris Mars


Acabo de darme cuenta que la indisciplina rige mi vida.

Me pregunto la razón, mi madre siempre me educo bajo un régimen de cumplimiento estricto. Supongo que la preparatoria me descarrié. Escribo cuando se me da la gana, puedo pasar meses sin leer y puedo ser feliz papando moscas.

Aún no descubro sí eso me hace feliz o no. Hubo un tiempo en el que sentía que debía aprender más cosas para encajar en el grupo "intelectual" en el que me iba a desarrollar en la universidad, para para alguien que se le olvida lo que leé o que puede pasar la tarde viendo programas de television de los más banales puede tornarse en aburrido.

Sin embargo, se que me gusta escribir, más allá de querer publicar o de marcar junto con mi generación una tendencia literaria. Muchas cosas me abruman en estos momentos. Quizás es el síndrome premenstrual, la verdad es que no lo sé.

No es que este triste, es que algo me falta. A veces pienso que ya no tengo nada más que decir. Que mi "talento" como escritor se quedo en cuatro cuentos y hasta ahí. Probablemente solo es mi paranoia alimentada por un fuerte sentido de inferioridad.

Y eso me molesta.

Me molesta tener que sentirme así, como diminuta. Me molesta porque llevo tantos años intentando cambiar. Hoy, mientras platicaba con un amigo en el camión, recordé muchas cosas que lastimaron mi vida. Muchos momentos que me hubiera gustado no ver o no haberme enterado.

Probablemente llore a mares durante unos segundos. Luego, como de costumbre, reprimiré eso que siento y que de cierta forma no me deja ser feliz por completo.

No es que este triste, es sólo que algo me falta.

Quisiera por un momento disolverme y no pensar más. ¿Han visto el vídeo de la canción Another brick on the wall de Pink Floyd? Esa donde unos niños van caminando por una cinta y caen a una moledora de carne. Eso quiero. Que me muelan.

No estoy triste, solo se que necesito algo.

Quizás me sirva platicar con alguien, no importa quien sea. Pero necesito llorar, hablar, decir tantas cosas que he guardado por tanto tiempo, no necesito palabras de aliento ni que me digan que las cosas van mejorar, que soy una persona valiosa con muchas cualidades. Sólo necesito alguien que me escuche. Sólo eso.

Pero no hay nadie.

-"Fue como si en ese momento todo el dolor que acumule por años , se acumulara y por fin saliera"

No estoy triste, algo me falta.

La escuela me gusta y mi grupo es bueno. Las lecturas son interesantes. Acabo de leer un libro que me gusto mucho, pero que creo es el culpable de está especie de depresión.

"-Muchas veces me imagino que hay un montón de niños jugando en un campo de centeno. Miles de niños. Y están solos, quiero decir que no hay nadie mayor vigilandolos. Sólo yo. Estoy al borde de un precipicio y mi trabajo consiste en evitar que los niños caigan en él. En cuanto empiezan a correr sin mirar adónde van, yo salgo y los cojo. Eso es loq ue me gustaría hacer todo el tiempo. Vigilarlos. Yo sería el guardián entre el centeno. Te parecerá una tontería, pero es lo único que de verdad me gustaría hacer. Se que es una locura"*

Mis últimos cuentos son tristes. Alguien muere, otro es torturado. Un alcohólico que no puede detener a su esposa cuando lo abandona. Una casa muerta. Un gato mecánico que se alimenta de corazones humanos. Una mujer que mata por la influencia de una entidad onírica. Me deprime.
Estas historias no son más que extensiones de mis propios sufrimientos y no producen ningún efecto sobre ellos. Ni los curan ni ayudan a procesar nada. Al contrario, se clavan en mi cuerpo con más fuerza.

Ya... mejor dejo de tontear y me largo hacer mi tarea XD

*Este es un fragmento del libro "El guardían entre el centeno" de J.D. Salinger, uno que me gusto tanto que me puso muy triste.

martes, 1 de febrero de 2011

Friendly Fire



Friendly Fire es el segundo álbum de estudio de Sean Lennon. Si no han identificado el apellido de este singular neoyorkino necesitan una visita urgente a Youtube. Como hijo de John Lennon, Sean ha tenidos una carrera bastante ligera , desde mi punto de vista, no se sabe mucho de él en los medios, y algunos los siguen viendo como un child´s star.

No soy especialista en música y mis gustos musicales son muy intuitivos. El albúm me gusta. Las canciones son buenas en general. Que la voz nasal de Sean no los engañe, a excepción de Headlights remiten muy poco al estilo musical de John Lennon.

Las canciones nos hablan de amor, uno melancólico. Friendly Fire es una expresión que es usual en la milicia y se refiera a los disparos que son provenientes del propio bando. Sean Lennon título el álbum y escribió las canciones en torno a su novia quien le fue infiel con su mejor amigo de toda la vida.

El álbum es acompañado por un cortometraje compuesto por clips de cada una de las canciones.