domingo, 1 de enero de 2012

¡Bienvenido, fin del mundo!










¿A poco no son hermosos esos dos? :)

No se crean que estoy escribiendo a esta hora de la noche en mi computadora. Esta cosilla está programada. Antes de que terminara el año pasaron un par de cosas: dos gatitos que cuidabamos se murieron y me entregaron una versión previa de la antología digital en la que sale un cuento mío. Al final no obtuve la beca de la que tanto hable este año, me desanimo un poquito pero después me entraron más ganas de seguir trabajando. Aunque pasaron muchas cosas buenas también estuve al filo de la caída, muchas veces por muchas razones. También conocí ciertas facetas de la gente que me hubiera gustado que se quedaran ocultas. Solidifique amistades y otras se disuelven. En fin, que mi vida sigue. Tengo varias cosas planeadas para el próximo año, desde cosas banales, como bajarle a las grasitas, pintarme el cabello, etc... hasta cambios serios en mi forma de manejar la vida. 

Quiero leer, mejorar en la universidad y chambear mucho en la escritura. Espero poder sacar a mediados de año mi primer libro de cuentos. Deseo deshacerme de muchas cosas, sobre todo relacionadas con mis emociones y las personas, Debrayes que no tienen sentido y que sólo me desgastan. Comprar más libros de Almadía XD

Creo que he aprendido a no arrpentirme de las cosas que hago.

Nos vemos en febrero, me voy, no de vacaciones, pero sí a una especie de retiro obligado para leer, ver películas y escribir. Tengo ganas de llevar así mis últimas semanas de vacaciones. ¡Muchos besos y abrazos!





No hay comentarios: